¡Cuidar la naturaleza es cuidar la VIDA! Imprimir
 
 
 
Cuidar la vida es custodiarla en todas sus manifestaciones, por eso, queremos especialmente rendir un tributo a la diversidad biológica y a su importancia con motivo del Día Mundial de la Biodiversidad que se celebra el 22 de mayo.  
 
La biodiversidad hace referencia a la amplia variedad de seres vivos (animales y vegetales) sobre la Tierra y los patrones naturales que la conforman. Es garante de bienestar y equilibrio en la biosfera, ya que los múltiples elementos que la componen, aportan y aseguran muchos de los servicios básicos para nuestra supervivencia.
 
Como base de la vida y de los servicios esenciales que brindan los ecosistemas, permiten el desarrollo sostenible en todos los sectores económicos como el alimenticio (cosechas, ganado, silvicultura, medicinas, etc.), industrial (fibras, textiles, madera, aceites, lubricantes, perfumes, tintes, papel, ceras, caucho, látex, resinas, etc.) y en salud, además de constituir una riquísima fuente de moléculas con efectos medicinales, una mayor biodiversidad propicia una menor extensión y severidad de las enfermedades infecciosas.
 
Diariamente estamos rodeados de biodiversidad, está presente en los elementos que usaron para construir nuestra casa, muebles o para hacer la ropa que usamos; en los alimentos que consumimos como las frutas y vegetales, en nuestro botiquín, etc. Por eso cuidar la biodiversidad es custodiar la vida y el bienestar de todos.
 
A todo esto debemos sumarle un dato muy importante: nuestro país ocupa el segundo lugar en biodiversidad y está entre las 12 naciones más megadiversas del planeta, esto nos hace privilegiados por nuestras riquezas naturales y por la diversidad de nuestros ecosistemas.
 
El 40% de la economía mundial depende de tener unos ecosistemas sanos y también es bienestar social, ya que de ella depende que tengamos medicinas, alimentos, textiles, etc.
 
¿Cómo podemos cuidar la biodiversidad?

• Tomando conciencia sobre su importancia y las consecuencias de su pérdida. La biodiversidad es mucho más que una enorme cantidad de especies; nos da la vida.

• Consumiendo de forma sostenible la naturaleza. Para ello resulta esencial seguir las tres erres del consumidor ecológico: Reducir, Reutilizar y Reciclar.
 
• Evitando actividades ilegales con especies y denunciarlas. El contrabando de especies pone en riesgo la supervivencia de muchos seres vivos, algunos de ellos en peligro de extinción.

• Visitar espacios naturales sin causar impactos, evitando prácticas que puedan causar daños ambientales.
 
Promovamos el cuidado de la biodiversidad y aprovechemos
de forma sostenible nuestros recursos naturales,
porque cuidar la biodiversidad es cuidar su vida, la nuestra
y la vida de las generaciones futuras.