Elementos inspiradores de nuestra cultura Imprimir E-mail
 
 
La cultura de una organización se muestra en los hechos, es decir, en su forma de actuar y proceder. La forma de actuar, a su vez, responde a motivaciones, creencias y valores.

En el caso de la Organización VID, en cuanto que reúne y lleva adelante todas las obras de la Congregación Mariana de Medellín, tales motivaciones, creencias y valores son los mismos del Evangelio de Jesucristo, que mueve a una manera específica de ser humano, es decir, a una forma de asumir nuestra realidad humana, que es personal, colectiva y social. Estas motivaciones evangélicas, además, son vividas al estilo de la espiritualidad ignaciana, que es una forma, entre otras, de concretar la vivencia del cristianismo. En la medida en que nuestro actuar ignacianamente refleje o no el evangelio, nuestro actuar será más ético o menos ético. Esto significa que la ética se trasluce en la cultura organizacional.
 
El Evangelio es Jesucristo mismo, buena noticia de un Dios amorosa y compasivamente comprometido con el ser humano desde dentro, es decir, implicado en él, para crearlo permanentemente a imagen y semejanza suya, o sea, a imagen de Jesucristo.

Esta buena noticia se ve y se oye en la forma de actuar de Jesús: servidor incondicional de todas las personas, de manera especial de los pobres y marginados de su época (enfermos, pobres, niños, mujeres, excomulgados de la comunidad judía), para incluirlos dentro del inimaginable amor de Dios, que hace salir el sol sobre buenos y malos, y caer la lluvia sobre justos y pecadores (Cfr. Mateo 5, 45). Jesús se entiende a sí mismo desde Dios que lo mueve desde dentro, como alguien que no vino a ser servido sino a servir y a entregarse por todos (Cfr. Mateo 20,28).
 
La Espiritualidad Ignaciana asume esa buena noticia y la traduce en una frase: “en todo amar y servir”. Esta actitud fundamental es la que buscan crear los Ejercicios Espirituales. Estos son un entrenamiento para lograr vivir permanentemente en esa actitud, que supone otra: “Buscar y hallar a Dios en todas las cosas”, precisamente para poder en todo amar y servir a Dios en los otros.
 
Para “buscar y hallar a Dios en todas las cosas” es necesario vivir en continua búsqueda de Dios, tratando de discernir su presencia activa en el día a día que se percibe en su impulso al interior de nosotros para actuar por el otro. El encuentro con Dios nos lleva a tomar decisiones. En estas, en la medida en que acertemos, se transparenta el Dios de Jesucristo revelado en el evangelio.
 
Pero no se trata de amar y servir sin ningún calificativo. Hay que buscar siempre “el mayor servicio”. Esto es lo que se conoce como Magis, o sea, más y mejor servicio y amor. Esto hace que la vida de nuestra organización nunca se estanque, esté siempre en búsqueda de prestar un servicio mejor, de mayor calidad, con mayor humanidad y cercanía, allí donde en cada época se vea que es más urgente y necesario.
 
El magis ignaciano se da por el minus, pues la escritura, y el evangelio en concreto, nos muestran que Dios opta por lo humilde, lo sencillo, el pobre, y acepta lo que se le venga encima en cuanto a contradicciones, críticas y hasta persecución y muerte. La espiritualidad ignaciana entiende así lo que se muestra claramente en el evangelio: que el omnipotente Dios se hace impotente desde la cuna hasta la cruz, precisamente para servir universalmente a todos los hombres. Esto solo es posible desde abajo y desde dentro de la humanidad.
 
Nuestro actuar, en consecuencia, tiene una motivación fundamental: vivir una vida plena, feliz, que sólo es posible sirviendo como Jesús sirvió y lo continúa haciendo a través de nosotros. En cuanto servicio, esta motivación es trascendente, porque la organización no se busca a sí misma para enriquecerse, sino que se trasciende en servicio a los demás, poniendo especial cuidado en los más débiles de la organización y de la sociedad. Por ello uno de nuestros principales valores es la solidaridad con los demás en el servicio incondicional.
 
José Roberto Arango Londoño, SJ.
Director General Congregación Mariana

 
 
 
 

Noticias

Nuestro Centro de Formación VID nos comparte su mensaje de Navidad
 
 
 
La Navidad es el calor que envuelve el corazón de las personas, la generosidad de compartirla con otros y la esperanza de seguir adelante.
Leer más...
 
Que en esta Navidad Jesús permanezca siempre vivo en nuestros corazones
 
 
Llega la época de Navidad, que nos genera muchos sentimientos y nos invita a vivirla como lo expresa nuestro "Manifiesto de Cultura": a dar vida, a reconocer que el espíritu está presente en nosotros, a respetar la dignidad humana, a ser solidarios, a liderar el trabajo social, humano y de servicio… infinidad de sentimientos que nos unen y nos motivan a compartir y a tener más presente a los necesitados.
Leer más...
 
  • Facebook Page: 361715767186091
  • YouTube: CongregacionMariana
 
 
 
 
 

Menú principal

Nuestras obras