Formación, incorporación y promoción Imprimir E-mail
 
 
La persona es el centro de la organización. Trabajamos como personas en crecimiento permanente, co-laboramos con otros buscando un mismo objetivo, formamos equipos para lograr nuestro propósito que tiene que ver esencialmente con ayudar a mejorar a las personas, tanto los de dentro como los de fuera.
 
Por ello podemos decir, que la vida y actividad de la organización es en sí misma un permanente proceso de formación en el cual nos damos cuenta de nuestras competencias, descubrimos nuevas cualidades, percibimos nuestros errores y fallas y, de esa forma, crecemos continuamente. La persona es todo y todo forma a la persona.

Además, la organización busca ofrecer formación específica orientada al crecimiento de las personas y del cuerpo apostólico, para una más completa y motivada participación en ella. Las dimensiones de la formación son la afectiva, espiritual e intelectual en los ámbitos personal y comunitario. Obviamente, es necesario ofrecer también formación en las habilidades y competencias particulares según las funciones y tareas que cada uno desarrolla.
 
Por ello, la organización también se preocupa por un adecuado proceso de incorporación de manera que quienes ingresen puedan garantizar un buen servicio profesional y una continuidad de la misión e identidad ignaciana de la obra, teniendo en cuenta, en cuanto sea posible, a aquellos con dificultades para integrarse en el mercado laboral: discapacitados, inmigrantes y otros colectivos, así como una adecuada equidad de género.
 
Obviamente, es necesario estructurar modos adecuados para elegir las personas que asumirán nuevos cargos y responsabilidades, así como criterios para su nombramiento.

En consonancia con la formación que brinda, se trata de favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral y desarrollar una cultura de reconocimiento positivo de las personas en el desempeño de su trabajo. De esta forma vamos colocando a la persona en el centro, de manera concreta y efectiva.
 
José Roberto Arango Londoño, SJ.
Director General Congregación Mariana.
 
 
 

Noticias

Nuestro Centro de Formación VID nos comparte su mensaje de Navidad
 
 
 
La Navidad es el calor que envuelve el corazón de las personas, la generosidad de compartirla con otros y la esperanza de seguir adelante.
Leer más...
 
Que en esta Navidad Jesús permanezca siempre vivo en nuestros corazones
 
 
Llega la época de Navidad, que nos genera muchos sentimientos y nos invita a vivirla como lo expresa nuestro "Manifiesto de Cultura": a dar vida, a reconocer que el espíritu está presente en nosotros, a respetar la dignidad humana, a ser solidarios, a liderar el trabajo social, humano y de servicio… infinidad de sentimientos que nos unen y nos motivan a compartir y a tener más presente a los necesitados.
Leer más...
 
  • Facebook Page: 361715767186091
  • YouTube: CongregacionMariana
 
 
 
 
 

Menú principal

Nuestras obras