Bienvenido 2018 Imprimir E-mail
 
 
Los profetas bíblicos del antiguo pueblo de Israel, en la época más dura y definitiva que vivió, durante el exilio en Babilonia, alzaron su voz para tratar de recuperar la fe y la esperanza que la gente había perdido, ya que todo lo que sostenía su religión se les vino al piso, por la destrucción de Jerusalén y del Templo a manos del ejército enemigo. Además, su país quedó como provincia de ese gran imperio, o sea, que también perdieron la tierra.
 
El pueblo de Israel llevaba varios siglos muy acomodado en su tierra y en su país, viviendo de las glorias pasadas, de lo que Dios había hecho por ellos, pero habían descuidado su presente, generando hondas desigualdades sociales y teniendo prácticas muy violentas, sobre todo a nivel oficial. Pero al perder todo lo que los sostenía, cayeron en una profunda desolación y desencanto. Sintieron que Dios los había abandonado. Entonces los profetas les piden que dejen de mirar hacia atrás, que esperen confiadamente en el futuro, porque Dios no los había abandonado, sino que había ido a buscarlos allá lejos, a donde habían sido llevados. Ese Dios que había sido fiel antes, seguiría siendo fiel y realizará cosas nuevas por ellos en el futuro.
 
También nosotros podemos sentir que somos invitados a mirar hacia delante con esperanza ya decir: “Bienvenido el futuro”, “Bienvenido 2018”, pero no simplemente porque ser optimistas esmejor, sino porque sabemos que cuando nosotros nos adentramos en este año que comienza,sintiéndonos comprometidos con toda nuestra humanidad y capacidad de trabajar como cuerpo unido y ser solidarios, ese Dios que nunca nosabandona está con nosotros, procurando, desde dentro de cada uno de nosotros el “buen ser y elbienestar para todos”.
 
En el 2018 continuaremos con nuestro trabajo sobre “Identidad y Coherencia”, que ha sido la hoja de ruta o bitácora desde el año pasado. Ponerle cualquier límite de tiempo a este empeño es inútil, pues es un trabajo que tiene que ser permanente. Queremos seguir profundizando sobre las características propias de nuestra organización, inspiradas en la Espiritualidad Ignaciana. Esta tarea que tenemos entre manos también es un motivo más para darle la bienvenida a este nuevo año, pues con ella aspiramos a seguir haciendo posible un mejoramiento continuo, siendo fieles a un rasgo muy especial de nuestra espiritualidad: el magis, es decir el “más” y “mejor”, siempre dentro de las posibilidades reales.
 
Contamos ante todo unos con otros, con todos los que colaboramos en esta obra de servicio. Todos somos colaboradores. Y entre nosotros nos animamos y fortalecemos dándonos testimonio de servicio alegre, comprometido y de calidad. De esa forma vamos caminando, dándonos vida unos a otros con nuestra manera de ser y hacer. Cada uno de nosotros es el principal motivo de esperanza y de alegría.

Sigamos, pues, adelante con este nuevo año, con este deseo profundo de ser cada día mejores en lo que hacemos. Las dificultades que podamos tener, debemos siempre convertirlas en nuevas oportunidades de crecimiento en lo que nos distingue: servicio amoroso de calidad, realizado fraternalmente con otros sintiéndonos
verdaderamente colaboradores en una misión común.
 
¡Feliz año!
 
José Roberto Arango Londoño, SJ.
Director General - Congregación Mariana
 
 
 
 
 

Noticias

¿Sabes qué es la Vaginosis bacteriana?
 
 
El Laboratorio Clínico VID y el Laboratorio Clínico de la Clínica Cardio VID comparten su nueva Carta de Laboratorio: Aprenda sobre Vaginosis bacteriana.
Leer más...
 
¿Sabes qué es la tosferina y cómo se contagia?
 
 
El Laboratorio Clínico VID y el Laboratorio Clínico de la Clínica Cardio VID comparten su nueva Carta de Laboratorio: Aprenda sobre Tosferina (pertusis).
Leer más...
 
  • Facebook Page: 361715767186091
  • YouTube: CongregacionMariana
 
 
 
 
 

Menú principal

Nuestras obras