Una Pascua de Ochenta Años Imprimir E-mail
 
Luego de que María Magdalena reconoció a Jesús en el que creía que era el cuidador  del huerto, se abraza a Él, pero Jesús le pide que lo suelte y vaya más bien a anunciar a  sus hermanos (de Jesús y de María Magdalena) que ha visto al Señor vivo, resucitado (cfr. Juan 20, 17-18).

De la misma forma, las mujeres que van al sepulcro a visitar al Señor reciben el anuncio  de dos hombres vestidos de blanco de que el Señor no se encontraba allí, sino que había  resucitado. Inmediatamente ellas van a anunciarlo a los once apóstoles y a todos los demás (Lucas 24, 1-11).

También los discípulos de Emaús, cuando se les abren los ojos y reconocen a Jesús en su  compañero de camino, deciden regresar a Jerusalén de donde habían salido, para dar la buena noticia de la resurrección de su Señor y de lo que les había pasado por el camino
(Lucas 24, 33-35).

Celebrar la pascua de resurrección comporta una misión, un envío. Somos enviados a contar  la buena noticia, el evangelio, es decir, a evangelizar. Y no se evangeliza sino a partir de la  experiencia personal del encuentro con Cristo vivo en nuestra propia existencia. Eso es dar testimonio.

El 9 de mayo celebramos los 80 años de la Congregación Mariana. Celebrar en tiempo pascual, nos motiva a continuar con más fuerza y más ardor esta misión que la Congregación ha querido desarrollar durante toda su existencia. Ha sido una pascua de 80 años, es decir, de anuncio de Cristo vivo en medio de nosotros por medio del testimonio de tantas personas implicadas en las obras de la Congregación, de tantos congregantes que han pasado y están presentes,  y de tanto servicio prestado, como prolongación en la historia del amor infinito de Dios nuestro Señor, tratando de prestar especial atención a los más pobres.

Esta celebración nos compromete a buscar cómo seguir siendo mejores testigos del Resucitado. Hoy nos ponemos a su disposición para que él, por el poder de su resurrección actuante en nosotros, nos multiplique, y con lo real y posible que somos, Él continúe haciendo lo imposible que a veces ni vislumbramos.
 
José Roberto Arango Londoño, SJ.
Director General
Congregación Mariana

 
 
 
 

   

 

Noticias

Nuestro Centro de Formación VID nos comparte su mensaje de Navidad
 
 
 
La Navidad es el calor que envuelve el corazón de las personas, la generosidad de compartirla con otros y la esperanza de seguir adelante.
Leer más...
 
Que en esta Navidad Jesús permanezca siempre vivo en nuestros corazones
 
 
Llega la época de Navidad, que nos genera muchos sentimientos y nos invita a vivirla como lo expresa nuestro "Manifiesto de Cultura": a dar vida, a reconocer que el espíritu está presente en nosotros, a respetar la dignidad humana, a ser solidarios, a liderar el trabajo social, humano y de servicio… infinidad de sentimientos que nos unen y nos motivan a compartir y a tener más presente a los necesitados.
Leer más...
 
  • Facebook Page: 361715767186091
  • YouTube: CongregacionMariana
 
 
 
 
 

Menú principal

Nuestras obras